Niveles

Ofrecemos un currículo fortalecido, afianzando procesos de desarrollo en un ambiente cargado de afecto y con las mejores acciones pedagógicas centradas en los niños. Tenemos una importante intensidad en el idioma inglés para procurar la conexión con el currículo internacional de los diferentes colegios del grupo educativo y de la ciudad.

 


Etapa de grandes transformaciones entre el primer y segundo año, con la posibilidad de conquistar el medio, y de poder desplazarse hacia las cosas; se da el punto de inicio hacia la autonomía.


Aprovechamos experiencias cotidianas que les permitan explorar, manipular, conocer y disfrutar objetos, texturas y otros estímulos que puedan sensibilizar sus sentidos, y así prepararlos para consolidar la apropiación de su entorno inmediato.



Cerca de los dos años, se da la posibilidad de hacer muchas cosas por sí mismos y por primera vez; se permite así el reconocimiento de las propias capacidades para cimentar las bases de la autoconfianza al iniciar el riesgo en la toma de las primeras decisiones, y no se acepta la ayuda del adulto. 

Disfrutamos situaciones y escenarios que permitan explorar y ejecutar sus novedosas conquistas, reconocer sus capacidades y así perfeccionar la marcha, coordinar sus manos, comunicar sus ideas y necesidades y solucionar pequeños retos.


Alrededor de los tres años, los avances en el lenguaje y el desarrollo motor permite grandes posibilidades de relación con el medio y con los demás; los niños y niñas comprenden los deseos y necesidades de otras personas, y pueden entender y expresar las emociones, lo cual favorece el proceso de socialización y se dan ganancias para el inicio de la autorregulación.

Disponemos tiempos y espacios que motiven la generación de hipótesis y supuestos sobre el mundo a su alrededor, para continuar explorando y fortalecer procesos de pensamiento y comunicación, puestos en escena en la relación con los demás.


Entre los cuatro y cinco años, los niños y niñas pueden vincularse con el medio de una manera más certera, surgen preguntas sobre el funcionamiento de objetos y situaciones a su alrededor y para responderse arman conjeturas y tratan de entender el mundo con base en ellas, dando muestras de la formación de su criterio. 


Propiciamos experiencias que despierten su interés y curiosidad con el fin de buscar respuestas creativas que motiven el uso de herramientas cognitivas como la clasificación, planeación, predicción y/o anticipación, así como el inicio en el uso del lenguaje escrito.


Ya en los cinco años los niños pueden observarse a sí mismos y comprenden lo que saben ellos y lo que saben otros y logran un nivel de comprensión más preciso; así la seguridad en sí mismos, se abre camino.


Generamos situaciones y experiencias con condiciones que les permitan a los niños y niñas, desplegar nuevos niveles de razonamiento y desafiar los saberes y creencias adquiridas hasta el momento, y así descubrir sus propias posibilidades frente a sus intereses y lo desconocido.


Entre los 6 y 7 años, los niños han adquirido en forma considerable experiencias y conocimientos que van ampliando y diversificando constantemente las nociones que tienen del mundo, y así cuanto más nociones, menos intuiciones. Empiezan a estructurar su autoconcepto.


Ofrecemos diversas posibilidades que les motiven indagar y obtener nuevas conquistas sobre el conocimiento, así los niños y niñas, de manera más reflexiva, pueden elaborar planes a partir de la anticipación de eventos, formular hipótesis y establecer relaciones causales, hacer inferencias y formular teorías, incluso sobre sus propios logros y procesos.

,